Suicidal Tendencies, Human Guinea Pig, Join The Army (1987)
Anuncios

4 comentarios

  1. Estimado DavidMurders:

    he encontrado este enlace al azar de las búsquedas internáuticas y de pronto me acordé de tu entrada al festival de poesía de Bilbao. Creo que te puede interesar (en especial el poema “Escribir” creo que es una de las cosas más conmovedoras que pueden escucharse-leerse, a ver qué te parece):

    http://poesiaenelaire.mypodcast.com/

    Saludos

  2. Gracias, Stalker. Los he escuchado todos. “Escribir” lo leí, y la verdad no es de lo que más me gusta de Maillard. El que más me gusta, entre los poscasts, es “Aquí”. Hace poco me compré “Hilos” y “Husos”. Estoy con “Husos” ahora.
    Salud.

  3. Si estás con “Husos” estás viviendo una experiencia irrepetible, no existe un libro así en la literatura española, al menos hasta donde conozco.

    Sobre lo de “Escribir”, va en gustos. A mí me parece un texto casi milagroso, insuperable como poética y de una intensidad abismal. Cuando dice “Escribo porque es la forma más rápida que tengo de moverme”, no hay literatura: en aquel momento la autora iba en silla de ruedas y sufría quimio y radio. Y cómo está leído, sin comentarios. Claro que “Husos” e “Hilos” va más allá abriendo grietas en el lenguaje, trabajando desde la herida y dinamitando todos los estratos sentimentales. Más o menos como Marzal, tú me entiendes ;)

    Te sigo, eres un crack. Sigue dando guerra…

  4. Lo que no me acaba de gustar de “Escribir” es el tono apologético, me parece demasiado directo. Todo lo demás, sí. Poema largo = varios poemas cortos, que dijo aquel. Hay partes de “Escribir” que me encantan.
    Sobre la lectura de poesía, la declamación, te diré una cosa: siempre he sido muy escéptico a este respecto. Creo que siempre la lectura mental debe considerarse superior a la articulada y a la escuchada. Sé que en origen la poesía no era así. Pero yo quiero que un grito o un susurro suenen desde la página. La voz de Maillard es muy seductora, como el sonido de un arroyo junto al que te has tumbado, como si te estuviera susurrando al oído. Quizá podría susurrarte cualquier cosa y seguir siendo el arroyo.
    Creo que esto del arroyo me viene de que he estado viendo tu última entrada en Lost in Marienbad. Por cierto, me llamó, literalmente, un amigo que trabaja en una librería para avisarme de que había salido Hainuwele. Ya me lo compraré, porque he leído todos los poemas que he encontrado de ese libro en Internet, pero ahora tengo problemas serios de liquidez, por la crisis de los cuyons.
    Con “Husos” estoy yendo poco a poco. Ya algunas notas me han “volado la cabeza”, pero veo que tendré que volármela más para que el libro entre en ella.
    Voy a enlazar tu blog (ladies and gentlemen: http://lostinmarienbad.blogspot.com).
    Muchas gracias por tu coments, y por lo de crack.
    Un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: