Hank Over en Aux Magazine

 

Artículo de David Tijero en la revista gratuita Aux Magazine.

 

La revista se distribuye sólo en Euskadi (aunque también podéis encontar ejemplares en un lugar llamado La Baraque, en Madrid, y en el restaurante La ballena de Sonabia, en Sonabia-Oriñón, Cantabria).

 

Pero se puede ver on line o bajar en pdf aquí:

 

www.auxmagazine.com (páginas 58 y 59)

 

 

Y lo que dice es esto:

 

RESACA / HANK OVER

Más allá del discurso academicista

Varios autores participan en este homenaje Charles Bukowsky, fruto de un concurso de relatos organizado por

el fanzine digital Borrasca, ahora editado por Caballo de Troya.

 

 

Dentro de la larga campaña de promoción del libro coral

‘Resaca/Hankover’, que reúne nada menos que a treinta y

siete autores, llegó el turno de hacer la presentación en

Euskadi. AUX.magazine acudió a la cita para saber de propia

voz los pormenores que llevaron a la consecución de un proyecto

que, a priori, resultaba tan interesante. Al acto de presentació

acudieron David Mardaras, Vicente Muñoz, Patxi

Irurzun y David González, todos ellos con un amplio bagaje

literario tras de sí.

El libro es un homenaje a la obra de Charles Bukowsky, en

el que desde el mismo título los guiños a la obra del escritor

americano son constantes, pues el término Hank Over alude,

en palabras de David Mardaras, a Hank Chinasky, el alter ego

con el que Bukowsky solía firmar algunos de sus relatos y poemas.

El resto del título ‘Resaca/…’, fue añadido posteriormente

por la editorial Caballo de Troya, una especie de subdelegación

de la multinacional Bertoli, especializada en obras que en

un principio no van dirigidas al gran público sino a inmensas

minorías, algo que desde el principio de la alocución se quiso

dejar claro.

Según contaba Patxi Irurzun, uno de los ideólogos de este

proyecto, el libro surgió como consecuencia de un concurso de

relatos organizado por el fanzine digital Borrasca, de quien él

es su principal responsable, en el que se pedía enviar relatos

inspirados en Bukowsky. En total llegaron unos doscientos trabajos

donde había un poco de todo, y esto dio a pie a que la

idea de hacer un libro con las mismas premisas con los colaboradores

habituales del fanzine. En él se trataría de dar cabida

a multitud de estilos, con algunos planteamientos en

común y otros totalmente alejados unos de otros, aunque eso

sí, la intención en todo momento sería la de alejarse del concepto

de escritor pedante alejado de la realidad y se buscaría

la cercanía con el pulso vital de la calle.

Idea esta sobre la que también hace hincapié Vicente

Muñoz. En su opinión, este libro de homenaje a Bukowsky,

autor que ha influido en todos ellos, trata de tener un tono

divertido, alejado de todo discurso academicista y también se

utiliza como plataforma para dar salida a un buen número de

escritores alternativos venidos del mundo de los fanzines, el

rock&roll o el cine, pero que tienen mucho que aportar en el

campo de la literatura. Y si bien el estilo fundamental que tienen

los relatos es el realismo sucio, o al menos es ese su punto

de partida, también se da cabida a géneros como el cyberpunk

o movimientos incipientes como el ‘Nocilla generation’

cuyo máximo exponente, Agustín Fernández Mallo participa

en el libro, tienen cabida. Algo que se apreciará tanto en la

estética como en el fondo de la obra. Según Muñoz, la elección

de Bukowsky y no de otro escritor de los que pudieran

considerarse marginales como Henry Miller, Bernad Shaw o

beatniks como Burroughs o Ginsberg se debe a que, aparte

de que todos ellos tuvieron un discurso crítico sobre la literatura

del tiempo que les tocó vivir, Bukowsky añadía además un

carácter frívolo e irónico a sus escritos.

Por tanto, se puede hablar de heterogeneidad en estilos y

autores, cuyas edades oscilan entre los 25 y 58 años y cuyos

bagajes literarios, al menos en cantidad, pasan de autores con

numerosos títulos publicados a otros prácticamente noveles

pero con grandes expectativas de trascender dentro del

mundo literario. Uno de ellos, el último en incorporarse a la

antología, el bilbaíno David Mardaras, aprovechó la ocasión

para desenmascarar los personajes que los escritores jóvenes

crean en torno a su figura, personajes que no escuchan música

popular y que pretenden vivir alejados de la realidad de a

pie, quizás para envolverse de un halo de misterio o pretendido

elitismo cultural, pero que caen en el simple mercadeo de

quien trata de vender una imagen. Deja claro pues que una

de las pretensiones en su trabajo literario es desmitificar el

hecho de escribir y romper tópicos sobre la cultura general.

Aún más incisivo en sus planteamientos fue el poeta asturiano

David González, quien denunció, sin recato alguno, la

división que hoy día existe en la poesía española y como unas

son favorecidas por la prensa especializada y otras ninguneadas.

Distinguió entre la poesía de la experiencia, la del silencio

y la del realismo sucio, en la cual él se incluía. Acusó a las

dos primeras de copar el espacio de las publicaciones culturales

en connivencia con los críticos que tachan de repetitivo y

sin nada nuevo que aportar al estilo que él practica, algo falso

a todas luces vista la potencia de alguno de sus poemas, consiguiendo

incluso con uno de ellos, incluido en este

‘Resaca/Hankover’ ese instante de silencio que separa el final

de la recitación del aplauso del público, un instante mágico

reservado solo a los grandes poemas. Dice sentirse a gusto en

esta antología pues Charles Bukowsky hablaba sobre lo que le

sucede al 90% de la población, de sus problemas, de sus alegrías

y miserias, de la gente corriente a la que ves a diario en

la calle, igual que él, que solo escribe sobre cosas que le han

pasado. Y sin apartarse de su discurso combativo, anuncia

que con este libro “se van a enterar de quiénes somos…”

Y en un último homenaje al autor que ha inspirado este

libro, el acto de presentación finalizó con una pequeña performance

en la cual una botella de whiskie fue vaciada en los

vasos de una atónita y entregada concurrencia, que se sentía

afortunada por haber asistido a los primeros pasos de un trabajo

llamado a marcar un hito en la literatura underground,

un libro que ha de acercar al gran público parte de los movimientos

culturales que bullen fuera de los circuitos más

comerciales.

 

Texto de David Tijero Osorio. Dibujo de Miguel

Ángel Martín. (Págs. 58 y 59 en http://www.auxmagazine.com/)

 

 

2 comentarios

  1. Bukowsky, desde luego hay que pasar por el.
    Muy interesante lo que nos cuentas David.

    Blogado estás.

    Un saludo,

    Estel J.

  2. Gracias, y bienvenida. Tú también estás blogada.

    Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: