“La sopa y las nubes”, resultados de una búsqueda ociosa

Foto de Jesús

 

 

1

 

La sopa y las nubes
Mi amada insensata me estaba poniendo la cena, mientras yo contemplaba por la ventana abierta del comedor las diversas arquitecturas que hace Dios con los gases, las maravillosas construcciones de lo impalpable. Y, en medio de mi contemplación, me decía: “Todas esas fantasmagorías son casi tan bellas como los ojos de la hermosa a quien amo, mi monstruosa insensata de ojos verdes.”
Y de pronto recibí un violento puñetazo en la espalda y oí una voz poco sonora y encantadora, una voz histérica y como enronquecida por el aguardiente, la voz de mi querida y pequeña bienamada, que me decía: “¿Vas a tomarte la sopa de una vez, hijo de tal, traficante de nubes?”

 

http://www.geocities.com/calidos/reconocidos/baudelaire.htm

 

 

 

 2

 

LA SOPA Y LAS NUBES

Mi pequeña y bien amada locuela me invitaba a cenar, y por la ventana abierta del comedor contemplaba las móviles
arquitecturas que Dios hace con los vapores, las maravillosas construcciones de lo impalpable.
Y en mi contemplación, me decía: “Todas estas fantasmagorías son casi tan bellas como los ojos de mi bien amada,
la pequeña y monstruosa locuela de los ojos verdes”

Y de repente sentí un violento golpe en la espalda y oí una voz ronca y encantadora, una voz histérica
y como enronquecida por el aguardiente, la voz de mi pequeña y querida bien amada,
que me decía: – ¡¡¡¿Cuándo coño… vas a terminarte la sopa, especie de mercader de nubes?!!!

 

http://drinkteam.mforos.com/53425/634474-baudelaire/

 

 

 3

La sopa y las nubes [Charles-Pierre Baudelaire]
Mi pequeña loca querida me estaba dando de cenar, y por la ventana abierta del comedor, contemplaba las arquitecturas movedizas que Dios hace con los vapores, las maravillosas construcciones de lo impalpable. Y pensaba, en medio de mi contemplación: “Todas estas fantasmagorías son casi tan hermosas como los ojos de mi bella amada, la pequeña loca monstruosa de los ojos verdes”.
Y de repente, recibí un violento puñetazo en la espalda, y oí una voz rauca y deliciosa, una voz histérica y como enriquecida por el aguardiente, la voz de mi pequeña amada adorada, que decía: “¿Se la va a comer, la sopa, hijo de puta vendedor de nubes?”

http://cemetary.wordpress.com/2007/11/29/poemas-surrealistas/

 

 

 4

 

A SOPA E MAILAS NUBES

A miña pequena louca ben querida estábame a da-la cea, e pola fiestra aberta do comedor, contemplaba as arquitecturas movedizas que Deus fai cos vapores, as marabillosas construccións do impalpable. E pensaba, no medio da miña contemplación: “Todas estas fantasmagorías son case tan fermosas coma os ollos da miña fermosa amada, a pequena tola monstruosa dos ollos verdes.”

E de súpeto, recibín unha violenta puñada nas costas, e oín unha voz rouca e deliciosa, unha voz histérica e como enrouquecida pola augardente, a voz da miña pequena amada adorada, que dicía:

—¿Vas come-lo caldo, cacho c… vendedor de nubes?

 

http://www.bivir.com/DOCS/NORM/spleen.html

 

 

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: