David Murders en El hombre que salió de la tarta y en Fiasco Fiasco!

Agustín Fernandez Mallo se hace eco de mis temas en Bandcamp (http://blogs.alfaguara.com/fernandezmallo/2012/09/02/the-crying-girl-tema-nuevo-de-david-murders/) y Ángel Chaparro escribe lo que sigue sobre ellos y mi trayectoria (http://songsbysongs.blogspot.com.es/2012/09/a-este-no-lo-atrapa-ni-conan-edogawa.html).

Mil gracias.

David Murders o Los Hombres que Amaban a Las Mujeres que Lloran

A éste no lo atrapa ni Conan Edogawa. El asesino más famoso de Bilbao sigue perpetrando sus dulces crímenes, pero, ahora, ha cambiado de modus operandi. Si antes lo intentó con la poesía (en Dedo d), si después fue la narrativa (Terrorizer) y siempre ha sido el rock (Newhell Citizens o Horses of Disaster), ahora se nos ha disfrazado de crooner para seguir inoculando su veneno mortal.
Pero use o deje de usar un arma homicida o el otro, el caso es que David Murders siempre apuñala de manera original. Su poesía buscaba un tipo distinto de significación que se alimentaba de la prosodia y el ritmo más que del contenido o el mensaje; Terrorizer salió al mercado fecundado bajo un formato vinílico que confesaba las motivaciones más íntimas del autor; y antes de grabar estos temas que presentamos hoy aquí, Murders ya atentó contra el estado de bienestar en una performance clandestina que tuvo lugar en el Sentinel Rock Club y donde el spoken word se alejó bastante de los esqueletos de Allen Ginsberg para adentrarse por caminos oscuros e inquietantes.
En su blog, que podéis visitar solo con pinchar aquí (ahí mismo, sobre el aquí digo) encontraréis más pistas que quizás os ayuden a resolver sus crímenes, pero también existe la posibilidad de que acabéis sucumbiendo ante su maquiavélico encanto y os convirtáis, como ya nos ha ocurrido a otros, en miembros de su banda facinerosa.
No podemos vaticinar cómo acabará este proyecto, pero podemos asegurar que proyectos siempre habrá. Si no es ficción, será su proyecto de poemas de música sugerida, y, si no, esta nueva faceta que, en sus primeros hallazgos, muestra una desconcertante postura entre lo convencional y lo rupturista que define bastante bien el carácter creativo de David Murders. The Crying Girl y Prostituta Callejera son las dos primeras canciones que David Murders cuelga en su recién estrenado bandcamp. Sé que tiene más. Por ahora, a pesar de las diferencias de sonido entre ambos cortes, a razón de los recursos técnicos empleados para grabar ambas, las dos canciones guardan una conexión prometedora. La afilada capacidad de Murders para observar con profundidad la crueldad más deliciosa de la condición humana se multiplica en fuerza y autenticidad con una melodía porfiada y despojada, punzante y primaria que se revuelve en silencio para pervertir con notoriedad y trascendencia unas imágenes que comunican, a partes iguales, las palabras y los acordes.
Espero que haya más cortes y que entonces tengamos la posibilidad de hablar en primera persona (aunque tenga que disfrazarme de Clarice Starling) con el propio Murders. Él nos explicará por qué llora la chica.
About these ads

There are no comments on this post.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: